Dos portadas y un guión anunciado.

Comparamos las dos últimas portadas que la revista The Economist publica cada noviembre acerca de las predicciones para el siguiente año.

Si comparamos la portada de 2017 con la del 2016, lo primero que observamos es que la del año pasado estaba claramente integrada por líderes mundiales (tanto políticos como económicos)

tw2016_1024x1024

y en la del 2017 aparecen masas de personas pero sin personalidad propia (caras en blanco sin facciones), y la de los políticos aquí representados son un dibujo o sea no tienen verdadera personalidad propia.

TW2017_Cover_FINALS.indd

Así pues, deberíamos esperar un año de grandes manifestaciones sociales, pero dirigidas hacia objetivos pseudoabstractos (tratados internacionales..). Tampoco debemos esperar grandes discursos de nadie de la esfera pública, siempre y cuando descontemos el gran referente Donald Trump, al final política de hechos consumados (“entre todos le mataron y el solito se murió “) y de largo alcance, que se aceptará como algo natural (como realmente creo que es).

Supongo que no es casualidad que las manifestaciones “populares” lleven las pancartas de no aceptación de los tratados de la Cuenca del Pacífico (TPP) y de la Unión Europea (TTIP) que son precisamente los tratados que Trump quiere derogar. Pero resulta que el efecto rebote de esta probable derogación por parte de Trump es el anúncio del presidente chino (Xi Jinping) de abrirse mas en el proceso de aperturismo, o sea mayor privatización (al final será cierta la imagen del video de The Economist donde se “vendian”- privatizaban las empresas chinas). Dando por hecho que este proceso será irreversible, con lo que esto comporta de beneficios a las grandes corporaciones mundiales; el efecto Trump (aislacionismo) pasará pero la apertura china quedará.

También llama la atención que la otra pancarta de protesta sea un no a la UE , dado que no hay ninguna referente a los USA entendemos que la desestabilización política esta programada para la UE. El problema USA es interno (enfrentamiento civil entre modelos-clases sociales pero siempre dentro de la “bandera” de barras y estrellas, es la rotura del globo en América del Norte).

De lo anterior parece deducirse que el planteamiento, desde las auténticas manos fuertes-grandes corporaciones a nivel mundial, es que a partir de lo anterior la población termina por creer que ha terminado logrando lo que demanda cuando en realidad se logran los resultados predeterminados que son los de traspaso de poderes desde el estado-nación a focos de poder privados; esto último vendría dado a partir de la carta del World y las bolsas y su modelo piramidal de Ponzi en donde se pone de manifiesto que la deuda será impagable y los recortes los harán los gobiernos de los estados nación: estos a ojos del ciudadano serán los responsables.
Da la sensación que nos dirigimos a un modelo de control como el de la Compañia de Indias inglesa pero a un nivel mundial.

De la carta de La Muerte en un primer momento ya deja claro que si hay escasez habrá que conseguir optimizar los recursos, esto lo dejamos para otro artículo donde profundizaremos a cerca de la idea del hongo “nuclear” y su extraño color azul.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s